China destruye `La ruta de la seda´ a golpe de bulldozer
Las excavadoras están destruyendo la ciudad más antigua de China y joya arquitectónica de la Ruta de la Seda, Kashgar, con casi dos mil años de historia y epicentro de la etnia uigur, protagonista en julio de unas violentas revueltas étnicas.

Habitada hoy por casi medio millón de personas, el 90 por ciento uigures, Kashgar era el oasis más importante en la ruta comercial que unió Xian y Estambul desde el siglo II a.C, y hoy no sólo es una de las reliquias de esa etnia turca, sino el patrimonio cultural vivo más antiguo y rico de China.

Los uigures, turcomanos que empezaron a asentarse en la zona en el siglo IV a.C., se beneficiaron de ese comercio y convirtieron a la ciudad, ubicada en mitad del desierto, en una de las más prósperas y ricas de Asia Central.

La `reforma´ del laberíntico casco antiguo de Kasghar, cuyos edificios de ladrillo de adobe han sobrevivido 1.700 años y fueron alabados por Gengis Kan y por Marco Polo, implica también el realojo de los 220.000 uigures que la habitan, y el final de su modo de vida, que ha permanecido intacto durante siglos.

Las autoridades, que iniciaron la demolición en febrero, alegan que es necesario reconstruir la ciudadela por estar ubicada en un área sísmica, para modernizar la vida de sus habitantes y lograr la `armonía social´ que proclama el presidente chino, Hu Jintao.

Fuente: abc.es
 
Más información
 
  Compartir: Agregar a Blogspot  Facebook  Agregar a Myspace  Agregar a Twitter  Agregar a LinkedIn
 
Cerrar